APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

miércoles, 24 de julio de 2013

Yo vi a Dios escribir en el cielo un enigma sobre Apocalipsis



¿Existe la posibilidad de poder predecir con certeza lo que acontecerá el día de mañana? Este libro no solo lo confirma, sino que ilustra de forma minuciosa eventos trascendentales que han de tener lugar en el mundo en los tiempos que se aproximan. Cataclismos, terremotos, genocidio, fenómenos climatológicos, guerras, conspiraciones, reducción poblacional y hambre en toda la tierra; son solo algunos de los elementos que acompañan esta visión. Todo es parte de un panorama apocalíptico que fue revelado a un hombre hace más de dos mil años atrás. ¿Qué significado e implicaciones de impacto para nuestras vidas tiene el simbolismo apocalíptico de: los cuatro jinetes, las siete trompetas, las siete copas, los siete sellos, los diferentes ayes, y la intervención de los ángeles del juicio sobre el planeta tierra? ¿Estás preparado para afrontar el Apocalipsis? Este libro nos permite ponernos a prueba y descifrar cuan preparados o desprevenidos podemos estar en la hora más crucial del planeta tierra. Sin duda alguna, este libro es una herramienta para prepararnos para el tiempo que ya es inminente.

Clic aquí

2 comentarios:

  1. No necesitamos estar fisicamente " preparados", los cristianos necesitamos estar sobre la roca que es Cristo y quien sostiene nuestros pies con firmeza para que no caigamos, Pablo; el apóstol dice : " ya sea que vivamos o muramos de Cristo somos", así que aquel que ha rendido su vida a Cristo y que acepta su señorío no debe temer al tiempo que se aproxima inexorablemente, Cristo; el mesías,nos espera para una vida eterna.

    ResponderEliminar
  2. Temer no, pero...

    Oseas

    4:6 Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.

    La Biblia dice que el mundo esta bajo el maligno (1 Juan 5:19). Por eso al predicar el evangelio se produce un choque de verdades que debe ser acompañado por un choque de poderes, dado que Satanás y su ejercito controlan la mente de los incrédulos para que la luz de Cristo no resplandezca sobre ellos. (2 Cor. 4:4).

    2 Cor.

    2:11 para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.

    ResponderEliminar